¡Deja de buscar!
el mejor

Seguro de coche

desde
170€
Ver precios

¿Qué es el valor venal?
Es el valor de venta que tiene el vehículo en el momento del siniestro, y se calcula sabiendo cuanto cuesta ese modelo, con las mismas características y misma antigüedad en la actualidad, incluyendo también los extras que tengan si estaban declarados en póliza, para que la compañía de seguros pueda indemnizarte.

Hay que tener en cuenta que el valor de venta y el valor de compra no es lo mismo y la diferencia entre uno y otro puede ser entre un 20% a un 30%.

El valor de venta, es el precio que como particular, le das a tu coche usado, imagínate que lo vendes por 6.000 euros (su valor venal), y el valor de compra sería el que un concesionario te daría en caso de querer comprarlo, y por ese mismo coche que vendiste por 6.000 euros, el concesionario te pediría unos 7.200 euros, y esta diferencia es debida a los gastos por transferencia (impuestos), posibles arreglos que efectúen en el vehículo, más la ganancia del vendedor.
¿Qué es el valor de nuevo?
Si te indemnizan con valor de nuevo, la compañía nos dará el importe equivalente al valor que tiene ese vehículo nuevo en el momento del siniestro, con las mismas características, incluso accesorios si están declarados en póliza, con impuestos y gastos de matriculación incluidos.

También nos dará la opción de comprarnos un vehículo nuevo con las mismas características o el mismo modelo si está disponible.
¿Se puede engañar a una compañía de seguros para pagar menos por el seguro de coche?
Esta es una pregunta, que sobre todo se plantea la gente joven y conductores noveles, ya que o bien les piden una cantidad desorbitada, o bien no les aseguran.

En primer lugar, si un menor de 25 años o conductor novel intenta engañar a una aseguradora poniendo a su padre o madre como conductor y tomador del seguro de coche, debes saber que si la compañía comprueba que el coche está a nombre del menor, (ya que le van a pedir la documentación) de forma automática, rechazará la póliza de seguro de coche, ya que el engaño es demasiado evidente.

Si la aseguradora acepta la póliza sabiendo que el tomador es el padre y el propietario un hijo menor de 25 años o novel, en caso de siniestro no recibirá ninguna indemnización, y el tomador del seguro de coche tendrá que correr con todos los gastos, ya que es evidente la prueba del engaño y alegarán mala fe por parte del tomador, ya que seguramente la persona que tenga el siniestro con el coche no será realmente el tomador, sino su hijo menor de 25 años que no está declarado en póliza como conductor.

Si por el contrario, el menor de 25 años, ha puesto el coche a nombre de su padre o de su madre, para que figuren como tomador, conductor y propietario de la póliza, ha de ser muy consciente de lo que puede pasar.

En caso de siniestro, como hemos indicado anteriormente, probablemente el conductor que lo ha ocasionado, no sea el que viene declarado en póliza, sino el menor o novel que ha puesto a otro tomador, conductor y propietario (normalmente al padre o a la madre) para ahorrarse dinero y tener un seguro de coche barato.

La compañía de seguros tampoco te pagará nada y no se hará responsable de los daños físicos ni materiales ni a terceros, ni del conductor, ya que volverá a aplicar el acto por mala fe y no asumirá el pago.

En el mejor de los casos, lo que le puede pasar, es que nunca des un parte y no tengas que recurrir a la compañía de seguros, pero pensamos que para pagar una prima anualmente a una aseguradora que no nos va a cubrir, es mejor pagar algo más y estar bien asegurados antes de recurrir al engaño, ya que de una forma u otra al final siempre se acaba averiguando.

Además de aconsejarte no comprarte un vehículo Sport o con más de 100CV, ya que la prima te va a subir considerablemente. No obstante, desde nuestro multitarificador de seguros, también tenemos compañías con seguros para jóvenes y noveles y aunque no te salga tan barato como a tus padres, será una prima asequible, y lo más importante, que es que estarán cubiertos en caso de siniestro.

Para otro tipo de engaños, como poner a la mujer como conductora habitual ya que el seguro es más barato, o poner a otro que tenga más años de carné o bonificación anterior, pueden ocurrir dos cosas dependiendo de la gravedad del engaño:
  • O bien que no te cubran nada por actuar de mala fe.
  • O que en caso de siniestro, te descuenten de la indemnización la diferencia de la prima resultante en caso de que se hubiese hecho bien el seguro, con el riesgo adecuado de la prima que realmente se declaro con un riesgo que no es el real.

Desde lapoliza.com, te damos presupuesto con más de 10 compañías de seguros para más de 10 perfiles distintos de conductor. Ofrecemos la facilidad de estar asegurados en toda regla, y de ahorrarte dinero escogiendo la aseguradora adecuada sin necesidad de recurrir al engaño.

Otro pequeño engaño, que se hace a las compañías de seguros, es poner al conductor menor de 25 años o novel como conductor esporádico en vez de habitual, pero en este caso la aseguradora va a dirigir el precio del seguro de coche al conductor más agravado o incrementarle el importe ya que conocen de antemano que el vehículo va a ser conducido por un menor, por tanto, tampoco nos vamos a ahorrar gran cantidad de dinero, y seguramente en caso de siniestro te pondrán trabas innecesarias que no tendrías si se declarase como conductor principal.

Y otro motivo más, que desde aquí os damos para hacer un seguro de coche en toda regla, sin recurrir al engaño, es lo que a continuación indican los siguientes artículos según la ley, y que se lo exponemos literalmente:

La Ley 50/1980 de Contrato de Seguro en el artículo 10, lo siguiente:
"El tomador del seguro tiene el deber, antes de la conclusión del contrato, de declarar al asegurador, de acuerdo con el cuestionario que éste le someta, todas las circunstancias por él conocidas que puedan influir en la valoración del riesgo. Quedará exonerado de tal deber si el asegurador no le somete cuestionario o cuando, aun sometiéndoselo, se trate de circunstancias que puedan influir en la valoración del riesgo y que no estén comprendidas en él.
El asegurador podrá rescindir el contrato mediante declaración dirigida al tomador del seguro en el plazo de un mes, a contar del conocimiento de la reserva o inexactitud del tomador del seguro. Corresponderán al asegurador, salvo que concurra dolo o culpa grave por su parte, las primas relativas al período en curso en el momento que haga esta declaración.
Si el siniestro sobreviene antes de que el asegurador haga la declaración a la que se refiere el párrafo anterior, la prestación de éste se reducirá proporcionalmente a la diferencia entre la prima convenida y la que se hubiese aplicado de haberse conocido la verdadera entidad del riesgo. Si medió dolo o culpa grave del tomador del seguro quedará el asegurador liberado del pago de la prestación."

En el artículo 11 de la citada Ley 50/1980, literalmente:
"El tomador del seguro o el asegurado deberán, durante el curso del contrato, comunicar al asegurador, tan pronto como le sea posible, todas las circunstancias que agraven el riesgo y sean de tal naturaleza que si hubieran sido conocidas por éste en el momento de la perfección del contrato no lo habría celebrado o lo habría concluido en condiciones más gravosas."

En el artículo 12, se expone que:
"El asegurador puede en un plazo de dos meses a contar del día en que la agravación le ha sido declarada, proponer una modificación del contrato. En tal caso, el tomador dispone de quince días a contar desde la recepción de esta proposición para aceptarla o rechazarla. En caso de rechazo, o de silencio por parte del tomador, el asegurador puede, transcurrido dicho plazo, rescindir el contrato previa advertencia al tomador, dándole para que conteste un nuevo plazo de quince días, transcurridos los cuales y dentro de los ocho siguientes comunicará al tomador la rescisión definitiva.
El asegurador igualmente podrá rescindir el contrato comunicándolo por escrito al asegurador dentro de un mes, a partir del día en que tuvo conocimiento de la agravación del riesgo. En el caso de que el tomador del seguro o el asegurado no haya efectuado su declaración y sobreviniere un siniestro, el asegurador queda liberado de su prestación si el tomador o el asegurado ha actuado con mala fe. En otro caso, la prestación del asegurador se reducirá proporcionalmente a la diferencia entre la prima convenida y la que se hubiera aplicado de haberse conocido la verdadera entidad del riesgo."
¿Qué ocurre si conduzco mi automóvil sin seguro de coche?
Dentro de las coberturas que compone el seguro de coche, realmente la obligatoria como el propio nombre indica es, la Responsabilidad Civil Obligatoria (RCO), si conduces tu vehículo sin este seguro te expones a:
  • El conductor que coja el vehículo, con el conocimiento de que este no está asegurado, tendrá consecuencias que pueden llegar a ser de índole penal.
  • Se procederá a retirarle el vehículo, el cual, se llevará a un depósito de las dependencias de la autoridad, si no se presenta un justificante de que está asegurado en un plazo de 5 días, independientemente de quién conduzca el vehículo deberá cargar con los gastos el propietario de este.
  • El importe de la multa que te impondrán, variará de los 600 euros a los 3.000 euros dependiendo de la gravedad del perjuicio causado.
Si mi vehículo tiene seguro de coche ¿Lo puede conducir cualquier persona?
Para evitar problemas con tu compañía de seguros, si eres consciente de que alguien más va coger el vehículo, deberías declararlo como segundo conductor.

No obstante si no eres consciente y por circunstancias esporádicas le dejas tu vehículo de forma puntual a otra persona, estará cubierta siempre y cuando no sea un conductor más agravado que tu.

Es decir, que tenga menos edad, tenga menos tiempo de carné, etc. No obstante, normalmente si el conductor al que le dejas el vehículo es mayor de 26 años y tiene más de dos años de carné, estaría cubierto como conductor esporádico sin necesidad de declararlo, aunque en algunas compañías de seguros piden una edad mínima de 30 años y para eso antes de dejar el vehículo a una persona que no esté declarada en póliza, debes leerte las condiciones particulares de tu póliza de seguro de coche.

En ningún caso podrás dejar el vehículo a un menor de 25 años o conductor novel que no esté declarado en póliza, ya que en caso de siniestro la compañía de seguros puede alegar acto de mala fe y no hacerse responsable de los daños causados en caso de siniestro.


¿Cómo puedo contratar mi seguro de coche?

Por Internet

Seguro de Coche online
Contrata tu seguro de coche a través de nuestro formulario, sin moverte de casa, y nosotros te enviaremos el contrato. ¡No puede ser más sencillo!

91 800 39 51 - 902 169 170

Gestiona tu contrato con una sola llamada
Gestiona tu contrato con una sola llamada: el Centro de Atención al Cliente soluciona tus dudas en seguros de hogar y te facilita la contratación de 9 a 20 h.

¿Quieres que te llamemos?

¿Quieres que te llamemos?
Nos pondremos en contacto contigo y te guiaremos en cualquier trámite sobre tu seguro de coche.
¡Deja de buscar! el mejor Seguro de coche desde 170 €
Seguros de coche
Autorizada y regulada por la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones para operar como Corredor de Seguros. Número J-1983.
Copyright © 2009 Cibermultipóliza S.L. Todos los derechos reservados